Sin la más amplia participación democrática de todo el pueblo es imposible el desarrollo del socialismo.

Democracia participativapng“la tarea histórica del proletariado cuando toma el poder es la de sustituir la democracia burguesa por la democracia socialista, y no la de suprimir toda democracia”.
“… dirigen sólo una docena de cabezas pensantes, y de vez en cuando se invita a una élite de la clase obrera a reuniones donde deben aplaudir los discursos de los dirigentes, y aprobar por unanimidad las mociones propuestas. En el fondo, entonces, una camarilla. Una dictadura, por cierto: no la dictadura del proletariado sino la de un grupo de políticos, es decir, una dictadura en el sentido burgués, en el sentido del gobierno de los jacobinos,
Rosa Luxemburgo

La experiencia histórica ha demostrado fehacientemente que sin la participación consciente de toda la sociedad no es posible desarrollar el socialismo. Hasta el presente, todos los intentos por construir una sociedad sin clases sociales antagónicas, sin la explotación del hombre por el hombre, donde todos los ciudadanos tengan la posibilidad real de solucionar sus necesidades materiales y espirituales mediante sus esfuerzos personales gracias a las condiciones creadas por la sociedad en su conjunto, han fracasado.
Una de las causas fundamentales del fracaso de todos los intentos de construir una sociedad socialista ha sido la falta de participación del pueblo trabajador en la dirección de esos procesos. En todos ellos se despojó de la propiedad de los medios de producción a la burguesía y se pasaron al control del estado, el estado fue controlado por el partido, todo el poder recayó en unas pocas manos, los miembros del Comité Central, pero este era dirigido por unos pocos miembros del Buró Político, y este a su vez, en casi todos los casos fue controlado por el Secretario General del Partido, que además ocupaba los cargos de Presidente del Gobierno, Primer Ministro y Jefe de las Fuerzas Armadas. La clásica división en tres poderes de las repúblicas burguesas fue sustituida por un poder monolítico que los controlaba a los tres. Las reales o supuestas amenazas externas fueron las justificaciones utilizadas para tal centralización del poder en tan pocas manos. La supuesta dictadura del proletariado se convirtió en la dictadura de una nueva clase, la burocracia, que garantizó su conservación y reproducción mediante las Constituciones y las leyes electorales que regulaban la “elección” de todos los cargos electivos del país, desde el Presidente hasta los concejales o delegados de los municipios. De esa manera, los trabajadores y el pueblo en general, no tenía posibilidad alguna de elegir a quienes representaran sus intereses y defendieran sus derechos.
La falta de participación popular en la vida de esas naciones facilitó la corrupción administrativa, el nepotismo, los privilegios, el soborno, las arbitrariedades, el despotismo, la represión -que alcanzó en algunos casos el exterminio de miles de personas inocentes-, etc.
En todos los países que se proclamaron socialistas el estado asumió como dueño los medios de producción y mantuvo a la clase obrera en la misma condición que en el capitalismo como obreros asalariados, pero sin derechos a reclamos salariales, huelgas o cualquiera acción en defensa de sus derechos laborales. En realidad en todos aquellos países lo que se desarrolló fue un Capitalismo Monopolista de Estado, con visos de feudalismo y de fascismo en algunos de ellos. Por todas esas, y otras muchas razones, a fines de los 80 y principios de los 90 del siglo pasado, los mal llamados países socialistas del este europeo retornaron al capitalismo con la aceptación ampliamente mayoritaria de sus pueblos, porque ellos no eran los protagonistas de aquellas sociedades.
Sin la más amplia participación democrática de los trabajadores y de toda la sociedad en la toma de decisiones, en la planificación, control y distribución de los recursos y sobre todo en la elección de todos los cargos de gobierno y de la administración de las empresas socialistas, cooperativas y autogestionadas, es imposible el triunfo del socialismo a escala mundial.

16 Responses

  1. qbaneando.cu dice:

    Yo creo que para hablar de inclusión de todos o al menos de las mayorías deberemos recordar, aquella época en que; la práctica de una religión era prácticamente suficiente para ser excluido del ejercicio político activo –o sea pertenecer al PCC (único partido en Cuba)-. Así como les propongo recordar los actos de repudio que fueron impuestos a quienes decidían migrar, actos estos que, incluían lanzamientos de algo más que huevos y no pocas veces indetenibles ofensas verbales, propiciando con ello la enemistad entre familiares y amigos, etc. Pero, si ello les parece poco, entonces recordemos aquellos tiempos en que era totalmente ilegal comprar o vender las viviendas u otras propiedades. O sea decidir si; vender o no, la vivienda, auto o alguna propiedad, que habías obtenido o incluso construido mediante el esfuerzo propio significaba todo un problema.

    • Andrés Dovale Borjas dice:

      Ya la mayoría de esas situaciones han sido superadas y cuando alcancemos la participación de todos los trabajadores, los campesinos, los estudiantes, los jubilados, etc., cuando alcancemos un socialismo participativo y democrático disfrutaremos de una democracia plena, un estado de pleno derecho y una patria próspera y feliz, con todos y para el bien de todos, como la quería nuestro Apóstol José Martí.

      • qbaneando.cu dice:

        Creo que valdría la pena intentar construir un socialismo donde la democracia sea protagonista…

        • Andrés Dovale Borjas dice:

          El Socialismo que defendemos es democrático, protagónico y autogestionario. Los trabajadores deben liberarse del trabajo asalariado, propio del capitalismo, y asumir el control de la producción y del gobierno, mediante el cooperativismo, la autogestión y la cogestión obrera.

  2. qbaneando.cubava.cu dice:

    Yo creo que la democracia es o incluye la justicia socioeoconómica o no es democracia.

    • Andrés Dovale Borjas dice:

      qbaneando, tienes mucha razón, por eso Rosa Luxemburgo dijo que lo primero de que debía hacer la Revolución era sustituir la democracia burguesa por la democracia socialista y no eliminar la democracia, como hicieron Lenin y Trotsky y todos los seguidores del Marxismo-Leninismo, en esencia estalinismo, en todos los países donde tomaron el poder. La democracia no puede ser verdadera mientras la sociedad esté dividida en clases con diferentes posiciones con relación a la propiedad de los medios de producción. En las sociedades capitalistas no tienen iguales derechos un multimillonario, que un burgués de mediana riqueza, que los dueños de pequeñas o medianas empresas, que los técnicos y obreros, y en los países “socialistas”, los dirigentes de los niveles nacional, provincial y municipal y los gerentes, subgerentes y los distintos tipos de administrativos del comercio y la gastronomía, que los profesionales, técnicos y obreros. Para que exista una verdadera democracia tienen que socializarse los medios de producción mediante el cooperativismo, la autogestión y la cogestión, porque entonces todos tendremos efectivamente iguales derechos.

      • juan carlos dice:

        Tengo una pregunta…
        ¿Por qué si uno ya sabía que la subsidio-dependencia no era la fórmula y al contrario despojaba de los poderes a las mayorías (los subsidiados) no avisó a Chávez de no cometer tal error?

        • Andrés Dovale Borjas dice:

          Juan Carlos, no sé a qué te refieres específicamente con tu pregunta. Pero es muy cierto que la solución a la pobreza no está en subsidiarla, está en empoderarla haciéndola partícipe del control de los medios de producción socializados. Única manera de construir el socialismo, que tiene que ser democrático, protagónico y autogestionario. Ahora se habla en Venezuela de hacer una república comunal, si, en estos momentos fuera posible atraer a la mayoría del pueblo hacia esa forma socialista de gobierno y producción podrían construir el Socialismo del Siglo XXI como quería Chávez.

  3. íYuniel Polanco Cales dice:

    Se publicó un artículo en el antiguo blog de Observatorio Crítico: “Lo que hicieron los marcianos”, que demuestra como se comenten errores tras errores por no contar con la participación plena del pueblo y solo se mandan a aprobar ideas salidas de un lugar x. Asi llegaremos al socialismo en el siglo XXV
    Saludos

    • Andrés Dovale Borjas dice:

      Yuniel, así no llegaremos jamás al Socialismo, pasaremos del capitalismo de estado al capitalismo privado como ha ocurrido o está ocurriendo, en el resto de los países que se autodenominaban “socialistas”, con la sola exclusión de la RPDC que nadie sabe cuál será su destino final.

  4. Yuniel Polanco Cales dice:

    Desgraciadamente todavía se siguen aplicando ideas sin la plena participación popular y solo la discuten una parte del pueblo, que como usted dice sale de ideas de personas que nunca fueron elegidas por los ciudadanos.

    • Andrés Dovale Borjas dice:

      Yuniel, tienes mucha razón, la discusión de la Conceptualización se está realizando solamente entre los militantes del partido y de la UJC, sin la participación del resto del pueblo que constituimos más del 80 % de la población.
      Si no se rectifica esa política seguiremos en las mismas, aprobarán el mismo modelo económico y político fracasado que nos ha traído a la situación actual.

  5. qbanisimo dice:

    Deberemos tener en cuenta que el denominado proceso de “actualización” parece o pretende esconder el aumento del costo de los insumos, el alargamiento de la jornada laboral (que no pocas veces va de 8 a.m. hasta 6 p.m. según entrevistados por los propios medios…) incluso el aumento del nivel de exigencia productiva tras los supuestos y muy promocionados “aumentos salariales”. Es decir, el “socialismo sustentable” y los beneficios materiales que este nos donan, parecen estar sujetos a no pocas y nuevas desventajas entre las que pudiese incluirse a la “realidad mediática” –que insiste en no hablar, no incluir en sus discursos a nuestros pobres y así definitivamente imponernos una realidad donde; la pobreza no es un tema a debatir y por ende imposible de solucionar– pues como dirían en otras sociedades “a los pobres de los que se habla, no es necesario darles soluciones.”

    • Andrés Dovale Borjas dice:

      qbanisimo, los materiales que se han publicado sobre el proceso de “Actualización del Modelo Económico y Social” no aborda las medidas concretas que deben ejecutarse para alcanzar los objetivos propuestos, que en realidad no representan cambios sustanciales en la política económica y social, es más de lo mismo y si seguimos haciendo lo mismo seguiremos igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *