Socialismo protagónico, democrático y autogestionario.

El socialismo es protagónico, democrático y autogestionario o no es socialismo. El socialismo es el sistema de producción y de gobierno de los trabajadores libres asociados, libres de la explotación asalariada y asociados en cooperativas o en empresas autogestionadas. En el socialismo desaparecen las clases sociales porque todos los miembros de la sociedad tienen iguales derechos y deberes, todos son dueños de los medios de producción y todos trabajan para sus colectivos y para el bienestar de la sociedad en su conjunto.
En el socialismo, al desaparecer la propiedad individual de los medios de producción, no se trabaja para la obtención de riquezas individuales, el interés de todos los trabajadores es la satisfacción de las necesidades de los colectivos laborales de las cooperativas y de las empresas autogestionadas. Nadie puede hacerse rico a expensas de la explotación del trabajo de los demás. Los éxitos productivos de las empresas socialistas benefician por igual a todos sus trabajadores y una parte las ganancias se entrega a la comunidad para el mantenimiento de los servicios de salud, educación, seguridad ciudadana, mantenimiento y limpieza de las ciudades y pueblos, de las calles, carreteras y caminos, la iluminación pública y la seguridad social que protegerá a todas las personas con limitaciones físicas y mentales y a todos los trabajadores que alcanzan la edad de jubilación.

One Response

  1. adovale dice:

    Rafael, la vacuna contra la Burocracia es la autogestión obrera de los medios de producción. En las cooperativas y en las fábricas autogestionadas por sus obreros no puede haber burócratas porque todos los cargos directivos son electos democráticamente por la Asamblea general de la Cooperativa o de las entidades autogestionadas por sus trabajadores. Por esa razón es que nuestros burócratas tienen congeladas las cooperativas y no han entregado ninguna fábrica a la autogestión obrera. Una vez que se haya desarrollado el socialismo en un país es imposible el retorno al capitalismo, ningún obrero permitirá que le quiten sus cooperativas o sus empresas autogestionadas. Desde 1868 la Primera Internacional Comunista, la organizada por Max y Engels acordó esa política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *